“Pronto se enterrará a un brujo, el cielo llora”: las inspiraciones de CD Projekt RED en Hearts of Stone

-

Spoiler alert! En el texto a menudo hago referencia a las misiones de Hearts of Stone, decisiones que Geralt tiene que tomar y sus consecuencias.

El gran éxito de Hearts of Stone se centra en numerosos aspectos, como el apartado gráfico, la creación de personajes o el escenario. Pero, por encima de todo, creo que destaca la historia contada en el DLC; gracias a ella muy poco después de su estreno han aparecido las opiniones diciendo que el DLC era incluso mejor que el juego base de Wild Hunt. Aunque su trama en general merecía y sigue mereciendo un gran respeto por su variedad o su vastedad, en Hearts of Stone hay algo más que finos easter eggs  y bromas internas. No es fácil reconocerlos todos sin saber el contexto, que es a menudo el contexto cultural. Eso de lo que os voy a hablar.

Por suerte, tengo el lujo de ser polaca y reconocer muchísimas referencias directas a la literatura o la cinematografía polaca en Hearts of Stone, aunque por supuesto se puede hallar numerosas referencias diferentes, reconocidas en muchas partes del mundo. De todos modos, después de jugar el DLC no dejaba de pensar que todos los aficionados a The Witcher extranjeros se perdieron muchísimo por el desconocimiento de obras literarias o detalles históricos que aquí en Polonia son populares; cuando yo me reía de burlas o gritos de Olgierd y sus compañeros, cuando me impresionaba su manera de hablar, cómo se movían y cómo estaban vestidos, el resto del mundo decía: OK, that’s nice. Das ist schön. È molto bello. No es justo.

Empecemos con un pequeño resumen: en Hearts of Stone recibimos el contrato del noble Olgierd von Everec para matar el monstruo de los canales de Oxenfurt. Como suele a pasar con Geralt, se ve envuelto en un gran crimen; un hombre misterioso, llamado Gaunter o’Dimm lo rescata del castigo, probablemente de la muerte, pero no desinteresadamente. Para recompensar su ayuda tenemos que cumplir tres deseos del mismo Olgierd, quien ha firmado su propio contrato con el Señor Espejo  y se retrasa en pagar su deuda. Para saldarla Gaunter o’Dimm necesita “un asistente”. Ése es el papel de Geralt de Rivia en este conflicto.

fuente: https://i0.wp.com/i.redd.it/6jswsy8h0s9z.jpg?w=600

Olgierd von Twardowski

Comencemos con la trama entonces. La historia del noble que ha firmado el contrato con Mefistofeles, es decir, con el diablo, aparece en la balada llamada Pani Twardowska de Adam Mickiewicz, el gran poeta polaco del siglo XVIII. Trata del legendario noble cracoviano Jan Twardowski (en su historia se puede hallar referencias a Fausto de Johann Goethe) que vendió su alma por el poder de hechizar y disfrutar la vida por completo durante dos años. Aunque pasa mucho más tiempo, él no tiene ninguna intención de volver con el diablo y quedarse en el infierno; Mefistófeles lo encuentra entonces en la taberna “Roma” y demanda que finalmente cumpla con su parte del contrato (según el cual eso tenía que pasar en Roma, sin detallar si se refería a la ciudad o no), pero Twardowski le recuerda que antes de llevarse su alma, el diablo tiene que cumplir tres deseos del noble. La balada se asemeja mucho a una comedia, pues Twardowski desea  montar el caballo pintado en el emblema de la taberna, requiere que el demonio se bañe en el agua bendita y al final que cuide, ame y respete a su esposa, la señora Twardowska (en polaco es literalmente Pani Twardowska,  el mismo título de la balada), por un año. Ese último asusta tanto al diablo que rechaza todo el contrato y escapa a través del ojo de la cerradura. ¿Suena un poco familiar, no?

Aunque la historia de Olgierd von Everec no es nada divertida y depende de nosotros si en general tendrá un final feliz, creo que todos pueden reconocer esquemas y papeles que aparecen en Hearts of Stone: el diablo, que sería Gaunter o’Dimm, la encarnación de toda la maldad conocida en muchas culturas del mundo de The Witcher; el noble, que en DLC se llama Olgierd y quería disfrutar la vida, tener su riqueza y era immortal, pero pagando con su alma; o hasta la taberna, que CD Projekt RED cambió al templo Lilwani, dónde Gaunter o’Dimm quiere saldar su deuda, encontrándose con el noble en la luna, sin detallar, si hablamos de la luna que vimos por la noche o cualquier otra. Vale la pena mencionar que según la leyenda cracoviana el señor Twardowski huyó a la luna para evitar el pago de su contrato.

Sarmatistas de Redania

La creación de la compaña de Olgierd von Everec refleja al sarmatismo, esto es, el estilo de vida, cultura e ideología entre nobles en la Mancomunidad de Polonia y Lituania desde el siglo XV hasta el XVIII. Los sarmatistas. por ejemplo. vestían el kontusz (es el traje que Vlodimir quiere “tomar prestado” cuando vamos a la boda con Shani; Olgierd, como atamán lo lleva también) o tomaban sus espadas consigo por todas partes, no importaba si eran magnates o si ya perdieron sus propiedades y lo único que les quedaba de la nobleza era el título; como los compañeros de Olgierd, que cada uno tenía su espada para subrayar su pertenencia a la Compañía Libre de Redania.

En este momento vale mucho la pena recordar al novelista polaco Henryk Sienkiewicz y su Trilogía formada por novelas históricas situadas en el siglo XVII, especialmente a la segunda, El diluvio (en polaco: Potop). Allí conocemos a Andrés Kmita (Andrzej Kmicic), portaespada de Orsha y su querida prometida Alejandra Billevich (Aleksandra Bilewicz, llamada en diminutivo Oleńka), en quienes se han inspirado CD Projekt RED y son los personajes en los que se basan Olgierd von Everec e Iris, cuyo nombre de soltera es Bilewitz.  ¿Y cómo es así?

Andrés Kmita está comprometido con la magnate Alejandra Billevich, pero la decepciona mucho con su comportamiento libertino y disoluto, es impulsivo, apresurado y vengativo, como un “apropiado” representante de los sarmatistas debería ser (por ejemplo Kmicic y sus compañeros suelen a pelear con otros nobles, roban sus mansiones señoriales, hasta que queman una de ellas; finalmente los compañeros caen en la trampa y mueren). Otra vez nos suena familiar. Oleńka no puede perdonar a su prometido sus actos terribles y rompe el compromiso. Andrés Kmita tiene que recuperar su dignidad y su amor, entonces acepta la oferta de servir a su patria.

Fotograma de película “El diluvio” (1974)

El momento que les gustó muchísimo a los desarrolladores de CD Projekt RED era el significativo combate de Kmicic y Miguel Volodiovski (Michał Wołodyjowski), que toma lugar cuando Andrés y la hansa de cosacos secuestran a Alejandra (que sigue ofendida y afectada por la traición de Andrés). El grupo de nobles, comandado por Volodiovski derrota a la hansa y al mismo Kmicic. Entre los señores aparecen diálogos muy reconocibles, como: “¿Quiere esperar, señor, a que amaine la llovizna?” – “Me da igual”, o “¡blandes tu espada como si fuera un mayal!”, que suelen repetir Geralt y especialmente Olgierd durante el combate enfrente de la mansión. Después, cuando tenemos que derrotar al mayor temor de Iris, la fantasma del noble repite: “Pronto se enterrará a un brujo, el cielo llora”, que es la siguiente cita de Kmicic (por supuesto, en la novela no hablan del brujo, sino del coronel). Otras similitudes entre el noble de Sienkiewicz y el de CD Projekt RED son por ejemplo la cicatriz de Olgierd en la cabeza, la cual tuvo también Andrés Kmita, de mencionados líos que terminaban con incendios en mansiones o tabernas.

Lo que vale la pena mencionar también, quedándonos un poco más con las referencias verbales, es que varias veces Olgierd o sus compañeros dicen que “el banquete se alarga con bailes, fiesta, peleas…”; en la versión polaca está incluida la cita de Pani Twardowska muy característica y bien reconocida, que empieza la balada y describe la pachanga en la taberna Roma, donde el señor Twardowski y otros nobles se divierten con bailes, fiesta, peleas*.

Fotograma de la película “El diluvio”, el combate de Kmicic y Wołodyjowski

La familia von Everec en realidad tiene también otra raíz, no solamente literaria, sino también histórica. Olgierd, Witold y Kiejstut pertenecían a la dinastía de los Giedyminowicz que dio comienzo a la dinastía de los Jagellón, la dinastía real, una de más importantes en toda la historia de Polonia y Lituania. Los tres eran hermanos y antepasados del monarca Vladislao II Jagellón. En esta base CD Projekt creó a Olgierd von Everec, su hermano Vlodimir y su abuelo Kestatis.

Además, el título de atamán tiene su origen en la historia también: Atamanes eran los líderes de ejércitos cosacos, rusos o ucranianos durante los siglos de existencia del sarmatismo, a menudo con poder político y que solían comandar una hansa de bandidos. Venían de familias ricas, reconocidas y respetadas, igual que Olgierd. Por otro lado, tenemos sus líneas de diálogo con Geralt (cuando le cuenta cómo Maximilian Borsody le quitó su mansión familiar): “me rompí la camisa en la puerta de su casa” revelan otra referencia histórica: en la pintura de Jan Matejko titulada Rejtan – Upadek Polski (en castellano: Reytan – Caída de Polonia) donde podemos ver el mismo Tadeusz Rejtan, el noble y diputado quien protesta en la puerta con la camisa rota en contra de la Partición de Polonia durante el congreso llamado Sejm.

Otra similitud, pero seguramente no la última, la podemos descubrir cuando hablamos con Vlodimir en la tumba de la familia von Everec; podemos enterarnos que él, su hermano y sus familiares solían hacer incursiones armadas (o saqueos), al igual que nobles sármatas lo hacían según sus tradiciones. Sobre una incursión así trata Don Tadeo, el poema épico y la epopeya nacional escrita por el mencionado Adam Mickiewicz.

¡Ábrete, Sésamo!

Para robar la casa de subastas y recoger el cajón de Maximilian Borsody necesitamos especialistas que nos ayuden. Tenemos que tomar algunas decisiones entonces; entre las opciones aparece Quinto, uno de dos ladrones de cajas fuerte que nos recomienda Ewald Borsody.

En 1981 Juliusz Machulski, el directór y guionista polaco apareció con su primera y exitosa producción: Vabank. La trama de la película gira en torno al ladrón de cajas fuerte, Enrique Quinto (Henryk Kwinto); traicionado por su socio, planea el robo del banco y al mismo tiempo una venganza para ese traidor por el que estaba encerrado en prisión. Comparemos esa historia con la situación de Quinto: atrapado en el campamento de mercenarios, que sale libre y va a allanar el camino para Geralt y Ewald Borsody hasta la cámara acorazada, creo que sin problemas encontraremos la referencia evidente.

En una boda hay que llevar zapatos

El primero de los tres deseos que Geralt tiene que cumplir para deshacerse de la cicatriz misteriosa nos lleva a la boda de la amiga de Shani, ex amante del brujo que aparece tanto en la saga de libros como en la primera entrega de los videojuegos. La cosa es que no vamos allí a solas con la dulce y amable doctora, sino con el hermano muerto de Olgierd para que se divierta como nunca. Vlodimir (Witold en polaco) necesita “tomar prestado” el cuerpo de Geralt para disfrutar la fiesta y coquetear con Shani hasta la medianoche. Bucea entonces en el estanque para hallar zapatos que las chicas tiraron al agua (su novio debe recoger el zapato para proveer su habilidad y amor a la novia), pelea con los invitados, bebe y baila, enamorándose de la realidad campesina y toda aquella gente. No tengo ni la menor duda de que es una de las mejores, más divertidas y creativas misiones de todo el videojuego de The Witcher 3 especialmente si tiene su reflejo claro en la cultura que reconozco – y vosotros, si no sabéis de qué estoy hablando, vais a reconocerlo ahora también.

Primero, enfoquémonos en la situación en general: Geralt, o mejor Vlodimir, y Shani disfrutan la boda en el pueblo Bronovitz, en una finca campesina típica, esperando hasta la ceremonia del velo. Esto ya no ocurre, hace más que cien años desde hoy.

En año 1901 Stanisław Wyspiański, el pintor, dramaturgo, arquitecto y ebanista polaco publicó su drama llamada Wesele, que literalmente nos dice que sucede en su obra: es La boda. Wyspiański creó a unos recién casados basándose en sus amigos auténticos: un representante de la intelectualidad cracoviana Lucjan Rydel y una campesina Jadwiga Mikołajczyk, La Novia y El Novio de La boda que se casan en el pueblo Bronowice, acerca de Cracovia. En la fiesta aparecen muchos protagonistas significativos, como El Periodista, El Poeta, otros reflejos de personas muy famosas, inteligentes e influyentes en Polonia en aquel tiempo, pero también familiares de La Novia, campesinos simples y sencillos. Ahora volvamos a Bronovitz, nos parece familiar. Sobre todo, si comparamos la mansión Rydlówka, la sede de La Boda en Bronowice con el lugar donde Geralt y Shani se divertían, encontraremos una gran semejanza.

La mansión “Rydlówka” en Bronowice

La idea de Stanisław Wyspiański era revelar numerosas diferencias entre las clases sociales polacas, que deberían cooperar como una nación, un organismo común, porque soñaban con la recuperación de la independencia de Polonia (perdida en el año 1795 y recuperada en 1918), pero la ignorancia, egoísmo y arrogancia de los corazones de los intelectuales, ex nobles de épocas ya pasadas, parecían ser una pared hermética; a ellos no les interesaba vivir con la gente del pueblo como si fueran iguales. Eso se puede ver en muchos fragmentos de La boda CD Projekt RED logró introducir algunos de ellos en la boda en Bronovitz también. Por ejemplo, cuando Vlodimir nota la túnica que quiere “toma prestada”, se viste, opina que le queda muy bien y añade: “¡En una boda hay que llevar zapatos!”. A una de las chicas que han tirado su zapato al estanque y que está molesta con su novio, porque ahora no tiene nada para calzar, le dice lo mismo; no parece nada extraordinario que valga la pena mencionar, si no sabemos que es la cita más popular de La Boda de Wyspiański, dicha por La Novia: tiene unos zapatos demasiado pequeños que le aprietan y dificultan bailando; El Novio no lo puede entender y le recomienda que se los quite, pero su esposa sabe que en ese día tan importante es necesario presentarse apropiadamente y con dignidad, entonces le responde: En una boda hay que llevar zapatos.

Para los curiosos les puedo explicar, que Wyspiański tuvo la intención de esconder una premisa muy significativa en ese diálogo: El Novio, completamente loco por su esposa, por la vida en el pueblo y en general por el estilo de vida de los campesinos en verdad no tiene ni menor idea de la realidad en la cual aquella gente vive; piensa que no suelen a llevar zapatos porque es mucho más saludable, que las mujeres se visten con faldas adornadas con flores, guirnaldas y corales de serbal, que son completamente libres y están llenos de vida, muy diferente a la vida en cualquier ciudad. La verdad era más brutal: los campesinos no llevaban zapatos porque tenían sólo un par para toda su vida y las faldas adornadas con guirnaldas y corales las llevaban durante ferias o celebraciones muy especiales, como – por ejemplo – la boda. Ninguna mujer ni adolescente tenía suficiente dinero para «desgastar» sus mejores vestidos o joyas trabajando en el campo cada día. El novio entonces no era capaz de entender que los zapatos de su esposa tenían muchísima importancia para ella, más que su propia conveniencia. Es por eso por lo que la cita es tan reconocida y los jugadores polacos la tratan como un easter egg especial.

Ahora, si los lectores siguen siendo curiosos y leyeron el párrafo anterior, pueden pensar un poco más en el comportamiento de Vlodimir von Everec, el único noble en la boda en Bronovitz, especialmente cuando entra a la escena y habla a los invitados: “¡Hasta ahora, siempre había considerado los pasatiempos de los campesinos indignos para un caballero! (…) Tuve un par de mozos de cuadra, lo hacían bien pero nunca fueron dignos de tener una conversación conmigo. ¡No, ni aunque me pagaran por ello! Porque uno debe vivir de acuerdo a ciertos principios, ¡¿verdad?! Pero hoy… ¡hoy todo ha cambiado! ¡Bajo el barro y el estiércol, los campesinos son hombres! ¡Gracias a vosotros lo he comprendido! Vuestra conversación sigue siendo una mierda, pero ya no me importa. Os lo agradezco. ¡Y debo decir que sois entrañables!”. No sé que sienten ustedes, pero a mi las palabras de Vlodimir me parecen un reflejo muy preciso del mismo Novio y otros intelectuales en la boda en Bronowice; le encantan los campesinos, porque sí, porque le caen bien, llenos de colores y alegría, pero sin ninguna sensible razón y ya.

Por otro lado, a la medianoche, antes de la ceremonia del velo, un familiar de la novia comienza un discurso: “¡Las doce han sonado, el momento del velo ha llegado! ¿Qué ideas brincan en un corazón joven? ¿Con qué sueños su sangre velos corre? ¡Sea bueno o malo, bufón o de noble cuna, en esta hora salen a bailar todos a una!”. Suena como un aforismo tradicional atado a la ceremonia, pero en la versión polaca tenemos la siguiente cita de La Boda de Wyspiański al respecto: el fantasma llamado por los recién casados viene a la boda diciendo exactamente lo que podemos escuchar antes de la ceremonia del velo en Bronovitz.

Otro detalle de La Boda muy importante y reconocido en muchas culturas es el motivo de presencia del mismo diablo en encrucijadas de caminos. Los invitados de la boda lo encuentran allí (en el segundo acto aparecen muchos fantasmas, igual que en Bronovitz; allí está Vlodimir). Vale la pena recordar que Gaunter o’Dimm le pide a Geralt que se encuentren en la encrucijada de caminos acerca de un sauce.

Según la descripción en el mapa del pueblo Bronovitz, es una localización muy bella que inspira a bardos y poetas. La obra más popular se llama Esponsales, escrita por Stanislas Islas. Además, al bohemio oxenfurto le encanta pasar el tiempo en un lugar tan cerca de la naturaleza; nada especial, pero si os digo que en polaco “isla” significa “wyspa” y os recuerdo que el autor de La Boda se llama Stanisław Wyspiański, que con sus amigos de Cracovia se han inspirado de Bronowice, uno de más hermosos pueblos en la región, sin dudas va a quedar muy claro de dónde CD Projekt encontró la inspiración.

Easter eggs pequeños

Aparte de las principales referencias en Hearts of Stone hay un montón más de otros easter eggs, más o menos reconocidos ambos en Polonia y afuera. Uno de mis favoritos lo podemos encontrar explorando la mansión embrujada de Olgierd e Iris; Geralt observa la pintura de ellos en la pared, diciendo: “Todas las familias felices se parecen, pero cada familia infeliz es desgraciada a su manera”, que son las primeras palabras de Ana Karenina, escrita por León Tolstói en 1877. No puedo garantizar que ésa fuese la intención de CD Projekt RED, pero Iris von Everec, atrapada en las convenciones sociales, con la alma destruida y el corazón roto por falta de amor se parece muchísimo a la personaje del título de la obra, la señora Anna (está casada con Alekséi Karenin, un alto funcionario del Gobierno, pero ha sido un matrimonio por interés, sin amor ni sentimientos positivos; Anna se enamora en el oficial Conde Alekséi Kiríllovich Vronski, decide  escuchar su corazón y escapar de su marido con su amante. Cuando la alta sociedad la desprecia y el señor Karenin la separa de su hijo, se suicida).

Muchas “perlitas” están escondidas en la casa de subastas: creo que la más reconocida es la oportunidad de conseguir las gafas del Profesor, a quien conocemos en la primera parte de The Witcher y en los libros de pasada, pero si pasamos algún tiempo en la casa de los Borsody encontraremos por ejemplo El caliz de fuego, que conocemos de la saga de Harry Potter o pinturas de van Rogh o V. da Linci, también referencias muy obvias. La misma casa también tiene una historia un poco más profunda: aparece en Estación de tormentas, la sexta parte de la saga de Andrzej Sapkowski, donde las espadas de Geralt han sido puestas en subasta.

A aquellos a quienes les gusta la saga seguramente se les grabó en la mente que a veces, tanto en Hearts of Stone y Blood and Wine, bandidos o generalmente oponentes de Geralt que lo atacan gritan: ¡música, maestro!, lo que solía repetir Leo Bonhart, el cazador de recompensas que capturó y detuvo a Ciri.

Para finalizar, por mi parte quiero mencionar las referencias que una vez más no necesariamente están claras para jugadores que no son de Polonia: si juzgamos atentamente las particulares palabras de Vlodimir o de Shani llamarán nuestra atención; cuando hablamos de Olgierd, su hermano nos cuenta que es el caballero más valiente de toda Redania y que se enamoró de la doncella más hermosa del mundo; En la versión polaca aparece el fragmente de una de canciones más populares en la historia del rock polaco Jolka, Jolka (es un diminutivo del nombre femenino Jolanta). La siguiente, cuando llegamos a la boda con Shani, ella mira a un arból y menciona que cuando era niña solía hacer corales de pequeños serbales; es la referencia casi directa a la canción muy conocida Czerwone korale (en castellano: Corales rojos); según la letra son tan rojos como el vino y hechos de serba.

¿Cómo no amar Hearts of Stone?

Antes de empezar a escribir este análisis no me daba cuenta del número de referencias culturales incluidas y escondidas en Hearts of Stone. Muchas de ellas las encontré preparando el material y tengo que admitir que estoy aún más sorprendida y impresionada con el DLC; de verdad es extremadamente brillante. Creo que después de leer el texto estaréis de acuerdo conmigo.

Ahora, cuando lo hayáis comprendido todo, intentad  jugar The Witcher con el doblaje polaco. Os prometo que será genial.

El bonus estúpido para aquellos que han logrado a llegar hasta el fin del texto

*(en polaco “jedzą, piją, lulki palą, tańce, hulanki, swawole…”).

Avatar
Mary
Najbardziej brakowało mi twojego milczenia.

4 Comentarios

Últimas noticias

Julian Parry, habla sobre la creación de monstruos y magia en The Witcher

¿Qué sería de un mundo de fantasía sin sus peligrosos monstruos, sus nobles criaturas, sus paisajes de exuberante belleza...

La segunda temporada de The Witcher empieza grabando con Nilfgaard

La segunda temporada de The Witcher de Netflix ya ha entrado en producción, según informa Redanian Intelligence, y no...

Un ejército de elfos está filmando para la temporada 2 de The Witcher

La segunda temporada de la serie de fantasía de Netflix, The Witcher, comenzó a rodar a principios de este...

Netflix confirma el nuevo reparto de The Witcher: Francesca, Eskel, Nivellen y más

La serie de The Witcher ha comenzado recientemente a filmar su segunda temporada, y un desglose del casting ha...
- Advertisement -

+ Leído