Universo The Witcher

Your love is like bad medicine, bad medicine is what I need (parte I)

Todo el mundo, comenzando por Kovir y Poviss, Kaedwen, Redania, Temeria, Aedirn, Lyria, Rivia, Cintra, Brokilon, Cidaris, Erlenwald, Novigrad,  Skellige, Verden, Mahakam, Brugge, Touissaint, Nilfgaard, hasta Hakland, Zerrikania, Ofir y Zangwebar sabe que un brujo es un ser fugaz, introvertido, inexpresivo, privado de sentimientos, siempre neutral y muy libidinoso. Son diferentes, son mutantes y en la mejor situación la gente no confía en ellos, pero a menudo tienen miedo de ellos o se les desprecia. Es obvio, ¿quien, siendo normal, confiaría en un hombre que huele a carroña y mira con esos ojos amarillos, tan fríos y vacíos? A un brujo se le ofrece una recompensa si no existe ningúna otra manera de lidiar con un monstruo, se espera hasta que traiga su cabeza, se le da su dinero y basta, adiós.

Así es su vida, siempre ha sido así y todo el mundo, comenzando por Kovir y Povis, Temeria hasta Hakland lo sabe, parece entonces que suelen  vivir una vida solitaria. Por eso es interesante y extraordinario que los brujos, y frente a todos el brujo más popular del mundo, Geralt de Rivia, tengan escarceos con mujeres. Desde que me enamoré de la saga y sus videojuegos profundamente, no dejo de pensar qué pasa con una mujer, no importa si es una princesa, campesina, posadera, noble o hechicera (especialmente hechicera), que no se puede resistir más que un par de horas de un banquete o una boda, literalmente. ¿Habeis pensado alguna vez cuántas damas han seducido o han sido seducidas por el famoso brujo, el Lobo Blanco?

Espero que sí, porque os quiero presentar las mujeres más significativas para nuestro brujo favorito.

Jutta an Dimun

Los de Skellige saben muy bien qué es el orgullo, la fortaleza y el honor. Se dejarían cortar la cabeza por ello y no solamente hombres; como sabemos, en Skellige no se quema a mujeres inteligentes, sino que se escuchan sus consejos. O se les da una espada y un escudo.

Visitando las islas, Geralt encuentra una guerrera de Faroe que es la encarnación de estas características: se llama Jutta an Dimun y es una doncella del escudo. Una mujer linda, con el pelo marrón y los ojos verdes, llenos de ganas de luchar.

La mujer de Skellige es una oponente peligrosa en el combate, por lo tanto tomó votos de comprometerse con el hombre que pudiera derrotarla. Muy pronto desde el momento cuando conoció a Geralt resultó que no podría cumplir sus votos, pues perdió con un hombre notablemente introvertido e inexpresivo. Que viene y se va.

De una u otra manera Geralt obtuvo una invitación de la doncella del escudo a pasar la noche con ella. Sin duda (dependiendo de nuestra decisión, por supuesto) mereció aprovecharla.

Tea y Vea

Créditos: NastyaSkaya

A un viajero misterioso, llamado Borch Tres Grajos que conocemos en el relato Las fronteras de lo posible le acompañan dos guerreras de Zerrikania. Por supuesto, tanto su apariencia como sus nombres son exóticos, pero las conocemos simplemente como Tea y Vea (sabemos también que su verdadero nombre es Alveanerle). No hablan mucho y si lo hacen es bastante difícil a entenderlas, porque probablemente saben tres o cuatro palabras en el idioma de los norteños.

De una u otra manera, por una razón extraña y absolutamente sorprendente, cuando Borch invita Geralt a la copiosa cena, no dejan de verlo con miradas interesadas en él.

Es obvio que después de la comida tan satisfactoria uno debe relajarse un poco, por ejemplo en el baño; es obvio también que si las dos guerreras tan exóticas y atractivas no quitan esas igualmente exóticas miradas de ti, no debes rechazarlas; y si parecen tan inseparables, ¿para que escoger solamente una?

Cynthia

Cuando jugamos The Witcher 2 y seguimos el camino de los elfos, conocemos una mujer bonita con los ojos marrónes y el pelo rubio. Lo que nos enteramos de ella es que es una joven adepta de magia, estudiante y al mismo tiempo amante de Filippa Eilhart.

Al principio esta mujer, llamada Cynthia, no parece ser nadie extraordinario, prácticamente no se destaca del resto de personajes y aparece raramente. Se puede deducir que es porque no tiene ninguna trascendencia para la trama ni los eventos del juego, pero la verdad es que la hechicera está fingiendo muy bien: descubrimos que fue ella quien comprimió a Triss y la entregó a los nilfgaardianos, que ella misma también es nilfgaardiana con un conocimiento de la magia muy avanzado y el papel de la adepta lo tomaba para espíar a las hechiceras del norte. Además, es una nilfgaardiana verdadera, cree con todo el corazón en la idea de conquista y el progreso que su país expansivo conlleva consigo.

Parece que es una característica muy común entre hechiceras que a pesar de todo quieren ayudar y pasar el mayor tiempo posible con el brujo. Lo mismo pasa con Cynthia, le acompaña y le pide ayuda aunque puede enfrentar graves consecuencias. Y creo que no es nada sorprendente que tenga ganas de él.

Carthia van Canten/Cantarella

Es una verdad interesante que a los hombres, especialmente de la rama profesional más alta y prestigiosa, les gusta contar secretos a mujeres hermosas sin inteligencia exagerada en sus caras que actualmente se encuentran en sus camas. Pero por favor, cada hechicera sabe que de esa manera se puede esconder perfectamente una espía.

Es exactamente lo que ha hecho Assire var Anahid queriendo sacar información de Vattier de Rideaux. Encontró una chica maravillosa de  dieciocho años con el cuerpo divino, el pelo rubio y los ojos con mirada tonta para que confiara en ella y hablara. Y hablaba, mucho.

El brujo de Rivia la puede encontrar en el Passiflora en Novigrado, aunque con el pelo oscuro y con un alias diferente: Sasza. Además de pasarlo muy bien con ella, Geralt descubre que Carthia sigue trabajando para astutas hechiceras.

Mozaïk

Créditos: Jana Komárková

Lcomienzos de una hechicera generalmente no son fáciles, especialmente si la maestra es una mujer orgullosa y no le gusta ser “la segunda más bella”. Las adeptas deben ayudar a su maestra, siempre obedecer sus órdenes y respetar su voluntad,  consejos y reglas y mantener la distancia con los hombres.

Como para la mayoría de adeptas la magia es el único camino que podrán seguir en la vida, ayudan, obedecen, respetan y mantienen la distancia, aunque a veces no es fácil. Especialmente, si de repente aparece un brujo, que por  incomprensible razón atraiga a cada hechicera con la que habla.  La estudiante de la famosa Lytta Neyd, Mozaïk, tuvo un gran dilema entonces: a parte de que le gustó muchísimo a Jaskier, aparentemente le cayó bien a Geralt también. Desafortunadamente, la misma Coral tuvo muchas ganas del brujo y no le gustó que su atención fuera prestada a una niña tonta con la cara mágicamente corregida en vez de a ella.

Mozaïk, primero llamada simplemente Aïk, llegó a la academia de magia comó una chica completamente promedio, sin raíz ni orígen. Tenía manchas en la cara que se parecían mucho a un mosaico, así que sus compañeras de la academia rápidamente hallaron un nuevo nombre para ella.

No tenía a donde irse, si decidiera abandonar a su celosa e impaciente Lytta Neyd, que se venganzó de ella por las miradas de Geralt torciendo su muñeca. Primero pensaba que Coral solamente estaba obsesionada y era irascible, pero Mozaïk sin duda pensaba en Geralt también y su maestra lo vio desde el principio. Probó sus sentimientos después de la gran tempestad en Kerack, cuando abandonó la ciudad y a Lytta para irse con el brujo y su amigo, aunque por muy poco tiempo. Ese mismo brujo la pidió en su carta y le recomendó que volviera con Coral, su maestra hechicera celosa que ya se atrevió a descargar su decepción en Mozaïk. Tengo el sentimiento de que no fue nada amable ni seguro para ella, pero volvió.

Cuando Yennefer, gran “amiga” de Coral les visitó, se convirtió en la culpable en los ojos de la hechicera de Vengerberg y en el mismo momento en la pobrecita engañada y seducida por el insensible brujo de Rivia, dejada con una carta y una flor.

Iola

Créditos: Jane Babakov

La visita de Geralt en Ellander (cuando tuvo que recuperarse después de la lucha con la estrige), escrita en las primeras páginas de El último deseo es una esencia de sus relaciones que en la mayoría son basadas simplemente en la belleza física de una mujer y la necesidad de ser escuchado.

Iola, una sacerdotista y una médium talentosa del templo de Melitele es alguién así. La conocemos en una situación muy íntima, un poco surreal, como si fuera sólo un sueño: llega a la cama del brujo por la madrugada como una fantasma, silenciosa y delicada, llevando un vestido etéreo. Cómo un sueño lleno de placer.

Pasa un tiempo con Geralt y lo escucha. No puede decirle que lo siente por todo lo que le ha pasado o que quizás se arrepiente de sacrificar su vida a la diosa Melitele y no puede quedarse con él, un brujo tan solo, con el alma herida.  Tomó los votos de silencio y nunca le iba a decir nada.

Lo que sabemos también es que la belleza de Iola es específica, tiene el pelo marrón y los ojos de color índigo, pero según el brujo ya no parece tan especial a la luz del día. Es extraordinaria solamente en la oscuridad de la madrugada, siendo un sueño.

¿Para qué la quiso entonces? Tal vez necesitaba una mujer con una habilidad muy rara de escuchar y nada más. Una mujer callada, que no hace reproches ni se pone celosa escuchando las historias del mujeriego Geralt. Tal vez.

Keira Metz

Cuando vino un tiempo duro y peligroso en el Continente para todos los relacionados con la magia, las hechiceras que conocemos de la Logia tenían que encontrar una manera para esconderse muy bien y salvar su vida. La gente, conociendo las consecuencias de ayudar hechiceros, no sirvió como  apoyo y a veces, queriendo ganar la confianza de los perseguidores de las hechiceras, se convertían en un peligro aún más grande que ella misma.

Por eso una de hechiceras, una temeria de Carreras, ex-asesora de Foltest y miembro del consejo real de Temeria (de donde fue expulsada por pertenecer a la Logia de Hechiceras), tuvo que aguantar su odio hacia un pueblo, olvidarse de todas las comodidades del castillo de Wyzima, de su prestigio y título y empezar una nueva vida como una bruja local y herbalista de Sotomedio, Velen.

Eso es donde la encuentra Geralt buscando a Ciri. La gente habla de la bruja que se instaló allí hace poco tiempo y le puede ayudar, entonces va a visitarla. Muy pronto ocurre que es su vieja amiga, linda, rubia ex-miembro de la Logia Keira Metz.

En The Witcher 3 la hechicera se viste en una manera un poco eslava, especialmente por sus cuentas rojas, pero tambíen vale la pena recordar que Andrzej Sapkowski la estilizaba como una persona acercana a naturaleza. Además, lleva una cruz ankh que en la mitología egipcia es un jeroglífico que significa fertilidad, una de las pocas cosas que una hechicera no puede tener. Es interesante, ¿no?

No sé si habeis prestado atención al comportamiento de Keira cuando busca con Geralt rastros de Ciri en unas ruinas antiguas. El mismo hecho de querer ayudarle sugiere que es una persona muy sola de verdad, aunque el encanto de un brujo inexpresivo y neutral la impacta inmediatamente también. Después le pide ayuda en su propio asunto y después – si siguemos acompañándola – nos ofrece una cena muy rica. Claramente Geralt puede decidir cómo y cuándo quiere acabar esta noche romántica.

De él depende también qué va a pasar con ella, pero cada posibilidad nos puede decir mucho de Keira Metz. Comenzando con la receta para la medicina que podría impedir una enorme enfermedad, la Plaga del Catriona, tengo que admitir que la temeria es una mujer impresionante. Cuando la situación política se ha empeorado y obliga a Keira a adaptarse a los condiciones de vida bastante duras, resultó que encontró la manera efectiva para sobrevivir. Probablemente después de poco tiempo se dió cuenta de que el tratamiento de úlceras y vacas no es el trabajo de sus sueños y los insectos que halló en su cabaña le recordaron que su posición se ha degradado al nivel de campesinos con quienes odia vivir. Encuentra entonces algo que podría darle un sentido a su vida y está dispuesta a arriesgar su vida (yendo a Radovid con la receta) para cumplir con su misión… o lo puede arriesgar poniéndose en contra del mismo Geralt.

Personalmente pienso que dejar a Keira abandonar Velen para que se fuera a Kaer Morhen es exactamente lo que buscaba esta mujer. Entre hechiceros se dice que la temeria ya no está tan entusiasmada con la magia, por lo tanto siento que esta mudanza la deja darse cuenta de dónde buscar su felicidad. Ocurrió que sí, eso sería al lado de un brujo, pero no éste que “viene y se va”.

Mary

Mary

Najbardziej brakowało mi twojego milczenia.

Añadir comentario